La energía solar constituye en fuente rentable para las propiedades comerciales e industriales. Cada vez son más los que incorporan estas tecnologías para abaratar costes de facturas y contribuir con opciones menos agresivas para el medio ambiente en el consumo eléctrico.

Hay diferencias en la energía solar aplicada en zonas residénciales y las industriales, una de ellas es su tamaños, ya que demanda suele ser considerablemente mayor, y proveer una potencia de más alcance en megavatios.

En este escrito, se ampliará las características de una instalación de energía solar en comercios e industria para tener una mayor comprensión acerca de su funcionalidad y ventajas.

Aplicaciones de paneles solares en comercio y la industria

Como ya se ha adelantado, los paneles solares usados en comercios e industrias, son de mayor tamaño. Para una aplicación de la energía solar se suelen requerir módulos elaborados con 96 células fotovoltaicas de manera individual, diferente a lo que se implementa en zonas residenciales, donde lo usual es que utilicen módulos de 60 o 72 celdas aproximadamente.

Uno de los problemas que puede apreciarse al hacer una instalación de paneles solares en un clima variable, es que puede haber intermitencia en el rendimiento de esto.

En el caso de los sistemas fotovoltaicos en la industria y el comercio pueden ser equipados células calibradas ayuden a medir la irradiación y esto permite el poder predecir la potencia disponible, para así generar planes de autocontrol evitando los problemas en el desempeño del servicio de la empresa.

Hay alternativas en el caso de los sistemas fotovoltaicos para residencia de que puedan conectarse a la red y tener posibilidades de ganar créditos al regresar la energía mediante un medidor bidireccional al momento de producir energía en exceso.

En el caso de la energía solar en industrias y comercio hay una mayor digitalización de estos procesos permitiendo que incluso puedan vender sus excedentes, dándole mayores posibilidades a esta forma de consumo eléctrico para generar ingresos en estas áreas comerciales.

Ventajas de sistemas fotovoltaicos en industrias y comercio

Los paneles solares en comercial o industrial aportan un beneficio financiero, ya que los costes de electricidad se reducen desde el primer día. Su implementación es una apuesta duradera para estos sectores ya que, los sistemas de paneles solares funcionan efectivamente en un periodo de 30 años.

Representan una gran inversión, pero podrán ser recuperada gracias a la producción de energía que servirá para abastecerse gratuitamente. Y si se tiene una mayor demanda podrá conectarse a la red cuando sea necesario, con un presupuesto menor o nulo en temporadas de alto rendimiento.

Por otra parte, genera una imagen de compromiso y sostenibilidad del planeta, demostrando que la empresa apuesta por la energía limpia. La responsabilidad ambiental es bastante valorada por los problemas que se enfrentan en la actualidad y que refuerzan la necesidad de un estilo de vida más ecológico.

Es una manera de demostrar a los clientes que la empresa no busca solo acumular ganancias sino que tiene un compromiso a las causas medioambientales y esto puede de generar un entusiasmo positivo en los miembros de comunidad local.

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *