Existen diferentes tipos de paneles; de su constitución depende la eficacia en la captación de energía solar. Los llamados policristalinos tienen características que pueden ser provechosas de acuerdo a la circunstancias y el lugar donde se instalen.  

Los paneles solares policristalinos se empezaron a comercializar en 1981. Y fueron una alternativa de bajo consumo y por tanto costo reducido, frente a otros tipos de instrumentos fotovoltaicos.

Son muchos los que ven inaccesibles la energía solar para el consumo eléctrico cotidiano. Es por esto que es interesante conocer este tipo de paneles policristalisnos de bajo costo, para evaluar una posible incorporación al hogar o algún centro de comercio.

Proceso de elaboración y características de los paneles solares policristalino

Estos paneles están conformados por múltiples cristales, para su elaboración se funde el silicio en bruto y se agregan a unos moldes cuadrados. Enseguida se enfrían y se cortan en forma de láminas que luego van a ser parte de placas de los módulos fotovoltaicos que constituyen la tecnología policristalina.

 Este proceso se diferencia del monocristalino, ya que es más rápido y más económico, se permite la unión de varios cristales semilla y en él su resultado no es uniforme por la variación de este cristal.

Asimismo, en la elaboración de policristalino se enfría artificialmente el material fundido, siendo otras diferencias claves con el proceso de monocristalino. Esta forma de enfriamiento del silicio hace que se formen varios trozos de cristal de color azul que pasaran a ser luego la celda fotovoltaica. En su acabado se puede detallar las líneas y terminaciones no exactas de estos.

Su proceso, explicado de forma sencilla, no es más que el reciclaje de fragmentos de silicio, y luego vuelven a fundir para lograr la celda solar. Y de allí a que sea de bajo costo en comparación a los paneles monocristalinos.

El panel solar policristalino es entonces, la opción perfecta para instalaciones de bajo consumo y al mismo tiempo pueden tener gran eficacia en circunstancias óptimas.

¿En qué casos se recomienda usar paneles policristalinos?

Los paneles monocristalinos gozan de muy buenos atributos y son asociados a mayor eficacia y calidad, siendo más costosos en el mercado. Ya se ha mencionado que por el contrario los policristalinos al tener un proceso de elaboración más sencillo son también más económicos siendo la alternativa para no invertir grandes cantidades de dinero. Pero, su elección puede ser conveniente en otro tipo de circunstancia.

Los paneles monocristalinos en lugares soleado tienden a verse afectados por el sobrecalentamiento haciéndose menos eficientes en climas cálidos. La mejor opción en estos casos es la elección de los policristalinos.

Productividad y ventaja de los paneles solares policristalinos

Como su elaboración se basa en recuperación de material, el promedio de eficacia es de 12% y un 14%. Esto quiere decir, que de toda la energía del sol que impacta sobre el material solo ese porcentaje se convierte en electricidad.

En otras palabras un panel policristalino optimo va producir entre 120 y 130 watts por metro cuadrado. En cuanto a sus ventajas, se pueden generalizar en los siguientes aspectos:

·         El proceso de fabricación es más sencillo.

·         Su menor productividad se compensa con el bajo precio.

·          Son una garantía de que la energía solar sea más accesible.

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *