Cada vez más se suman los proyectos de gran envergadura con energía solar. A nivel micro, las familias también se incluyen al mantenimiento de un consumo más ahorrativo y limpio con la implementación de paneles solares.

El desarrollo de la tecnología energética se ha enfocado a tratar de solventar la problemática ambiental. Y esto ha repercutido en el estilo de vida de las personas, los sistemas de energía solar deben ser cada vez más cotidianos y una manera de lograr que esto siga proliferando, es a través de la información.

Es por ello que este escrito se compartirá datos importantes sobre los tipos de paneles solares compuestos de monocristalinos, para aproximarnos a este recurso tan valioso.

Qué es y cómo se reconocen los paneles monocristalinos

Se trata de paneles creados a partir de célula monocristalina, llamada así por estar compuesta de un único lingote de silicio con forma cilíndrica, también llamados ingots, que son cristalizados. Luego se va a corta en láminas finas, también llamadas obleas. Esto es hecho con un único cristal, por lo que serán más puros, y no acarrean tantas perdidas.

Para el proceso es lento, se les da tiempo necesario para que enfríen las células monocristalinas, trayendo como resultado un mayor rendimiento, haciendolos superiores a los paneles policristalinos.

Desde el punto de vista físico, se puede reconocer porque estos presentan colores en una gama más oscura, como el  azules, negro o gris uniforme. Las láminas se caracterizan por tener bordes redondeados.

Cuándo son recomendables los paneles solares monocristalinos

La elección de un tipo de panel de necesidades y factores específico, hay que tener en cuenta que los costes de unos de características monocristalinas puede ser mayores, pero son indispensables si se encuentran en circunstancias tales como:

·         En clima adverso: si los paneles estarán expuestos a tormentas, lluvia, niebla de manera frecuente, las versiones monocristalinas serán las ideales, ya que tienen una mejor absorción de la radiación.

·          Cuando se requiera una producción mayor: si el rendimiento es un factor importante para optar por la energía solar, es mejor escoger este tipo de paneles.

·          Si el espacio es reducido: Siempre se debe considerar el espacio a la hora de instalar los paneles. En uno pequeño es más recomendables las placas monocristalinas, ya que se necesita un menor número de estas para conseguir la energía necesaria al ser más eficiente en la captación de radiación.

Ventajas de paneles monocristalino             

Sus tonos oscuro producto de silicio de alta pureza fabricado con un cristal, la hace estar por encima de otros paneles al tener un mejor rendimiento en la captación de radiación solar. Uno en color negro, por ejemplo, garantiza hacer instalaciones más pequeñas y aun así lograr los objetivos planteados. Por esto son muy superiores en el mercado en especial en regiones de bajo sol.

Con este tipo de células se tiene además una larga vida útil, ya que ofrece una garantía de 25 años y capacidad de funcionamiento esperado de 50. Aunque también el coste es más alto sigue siendo una alternativa para quienes busquen durabilidad y resistencia.   

Además también podemos tener los Tipos de paneles solares portátiles.