Cada vez más la tecnología amigable con el planeta se va incluyendo en las vidas cotidianas de las personas. Esto tiene que ver con las necesidades ambientales y la conciencia de aquellos que conocen las terribles consecuencias del cambio climático.

Las casas de hoy, pueden incorporar paneles solares que le brindan energía al hogar para distintas funciones, una de la más común es calentar el agua. Esta tecnología aporta un diseño sostenible al espacio bastante necesario en estos días.

Para aquellos que deseen conocer un poco más acerca del funcionamiento de paneles solares para calentar agua, no pueden perderse el siguiente escrito que trae una explicación sencilla del proceso.

Principios básicos de la energía térmica

La energía solar es lo suficientemente intensa para movilizar distintos tipos de maquinaria. Un ejemplo con el que se puede constatar esto, es mediante un diseño tan simple como el de una caja que mediante irradiaciones solares se puede convertir en un horno.

Una caja simple puede transformase en un horno solar, que puede ser tan potente como para cocinar un alimento real. Para conseguirlo, forran con papel aluminio el interior de esta y le añaden una tapa transparente. Eso ocasiona que sol se amplifique y crea el calor que quedará capturado, que irá aumentando progresivamente siempre y cuando permanezca cerrada.

Este mismo principio es el que se usa para tecnologías más avanzadas que también  capturan la luz y la energía térmica del sol, aunque de formas más sofisticadas que se usan para diferentes fines. Los paneles solares de agua caliente, son un claro ejemplo.

Paneles solares para calentar agua en los hogares

Los sistemas solares de agua caliente permiten el bombeo de agua a través de tuberías que se instalan en un techo en dirección al sur. Tiene esta dirección los que están ubicados en el hemisferio norte, ya que en esta es la posición de donde proviene el sol la mayor parte del tiempo. Incluyendo los meses de verano en el que este astro no se posiciona directamente sobre la cabeza y se inclina un poco a este cuadran específico.

Los paneles solares cuentan con un colecto, donde se captura el calor y la energía proveniente del sol que luego es transferido a las tuberías de agua que será el que permita la temperatura alta en el agua.

Existen dos tipos de colectores que conviene explicar:

Colector de placa plana: es el tipo más básico, es similar a un invernadero y funciona tal y como se explicó con el horno solar. En esta las tuberías de agua se ubican en una caja de metal con poca profundidad y se cubre con un vidrio grueso de color negro, este es el atrapará la luz y el calor.

Colector de tubos evacuados: En esta versión los tubos están vacíos, de allí su nombre, y funcionan como los invernaderos, y recolectan el calor para trasladarlo a dispositivos de recolección, por donde pasará el agua.

Este tipo de calentador también depende de un tanque de agua,  donde se almacenará recibirá la energía técnica capturada por el tipo de colector, siendo el panel en sí un medio y no el que transmite directamente el calor.

Además si tienes piscina te dejamos el Uso de paneles solares para piscinas.